Historia de una pequeña cooperativa local que logró exportar a México desde la Provincia del Choapa en Chile

Historia de una pequeña cooperativa local que logró exportar a México desde la Provincia del Choapa en Chile
La Cooperativa Agrofrutícola, apoyada por la Fundación Minera Los Pelambres, cuenta con 63 socios de la zona alta de Salamanca en la Región de Coquimbo en Chile y tiene una amplia red de compradores entre quienes distribuye más de 4.500 toneladas anuales de damascos o albaricoques, una fruta parecida al durazno.

Con una historia extensa que casi acumula 60 años, en sus inicios de manera informal y desde 1999 como Cooperativa, esta organización se ha ganado un espacio en el mercado internacional gracias a la calidad de sus productos, lo que este 2019 les permitió alcanzar nuevo récord con la exportación de 68 toneladas de damascos o albaricoques, un aumento del 100% respecto a lo enviado fuera del país el año anterior.

Para Nelson Durán, presidente de la Cooperativa, abrirse a la exportación ha traído múltiples cambios para los asociados, así como también desafíos que están fuera de su control. “A nosotros nos contactó una empresa mexicana que vio los videos que subimos a YouTube donde mostrábamos el proceso del damasco. Ellos vinieron a Chile, nos enseñaron un poco del proceso que ellos necesitaban y con eso nosotros hicimos el aprendizaje. Pese a que nos encontramos con muchas dificultades, pudimos enviar una cantidad de prueba, que les sirvió y les llegó de muy buena forma”.

Actualmente la cooperativa cuenta con más de 63 socios, quienes hoy ven con satisfacción cómo años de trabajo están dando resultados.

Así lo explica Pedro Saavedra, cooperado de la Agrofrutícola de Chillepín, para quien exportar hacia el extranjero ha significado una oportunidad para fortalecer el trabajo que realizaban de manera individual. “Éramos un grupo de agricultores que no teníamos dónde vender nuestros damascos, por ello nos vimos en la obligación de organizarnos y formar la Cooperativa, porque individualmente es más difícil vender.” Así mismo, releva el potencial de la zona para la producción damasquera ya que, “hoy en día el damasco es muy escaso en Chile, ha desaparecido casi en un 100%, y la única parte donde va quedando disponible es en la Provincia del Choapa y, específicamente, en la zona alta de Panguesillo en la comuna de Salamanca”, explicó

Consolidación y expansión

Parte de la consolidación de la Cooperativa, es el trabajo conjunto con diversas instituciones públicas y privadas de Chile, como el Instituto Nacional de Desarrollo Agropecuario (INDAP) y Fundación Minera Los Pelambres (FMLP) -institución al alero de la empresa minera de cobre del mismo nombre-, en 2012 apoyó la construcción de la sala de packing, mejorando las condiciones de la preparación de los productos para exportar o vender, además de la implementación del lugar con una máquina de montacarga.

Esto se reforzó en 2017, cuando los asociados concretaron la compra de una máquina sanitizadora de fruta gracias al la iniciativa “Cosecha”, que forma parte del programa Somos Choapa, que a través de alianzas público privadas promueve el desarrollo sustentable de la Provincia del Choapa y del cual Fundación MLP es uno de los principales articuladores.

Respecto del trabajo con la Fundación, el presidente de la Cooperativa destaca que “desde que nos constituimos, comenzamos a tener un vínculo muy estrecho con FMLP, con cuya asesoría hemos logrado apalancar recursos para obtener financiamiento del Estado. Así logramos obtener bastantes instrumentos y maquinarias que necesitábamos para poder optimizar nuestros procesos”, señala Durán.

Para Fundación Minera Los Pelambres, el trabajo con la Cooperativa permite dinamizar la economía local a través del desarrollo productivo, uno de los ejes estructurantes de su trabajo con el territorio. Así lo explicó Claudia Sandoval, directora ejecutiva de Fundación Minera Los Pelambres, quien agregó que en el caso de la Cooperativa de Chillepín, “la hemos apoyado a través de distintos instrumentos, el último mediante el programa “Cosecha” que lo que hace es abrir oportunidades de comercialización y desarrollo, lo que le ha permitido exportar sus productos, algo impensado algunos años atrás”, explicó
Además de su segunda exportación a México, la Cooperativa Agrofrutícola de Chillepín, comercializa su producción de damascos deshidratados y fruta fresca a la agroindustria nacional, generando ventas anuales por 4.500 toneladas.

Crédito texto y fotos: Fundación Minera Los Pelambres
Anterior Comunidades en Guatemala trabajan en equipo
Siguiente Fundación Popular promueve la creación de humedales artificiales en el Cibao, República Dominicana
41

Name:
Email:
Subject:
Message:
x

Reciba nuestro boletín mensual

Buscar artículo o noticia

Copyright 2020 RedEAmérica | TERMINOS Y CONDICIONES