Introducción

Fundacion DIS

Esta guía parte de la siguiente premisa: la inversión en las capacidades comunitarias es la mejor forma de apoyar el desarrollo de las comunidades. Tales capacidades son una mezcla de habilidades individuales de los líderes y miembros de las organizaciones comunitarias, posibilidades organizacionales y conexiones entre líderes y organizaciones y de estos con instituciones locales, nacionales e internacionales. En otras palabras, integran capital humano, organizacional y social. De tal manera que fortalecer capacidades que empoderen a las comunidades y faciliten su actuación protagónica se constituye en la mejor opción para la inversión social del sector privado pues favorece la contribución efectiva de los proyectos de las comunidades al bienestar de la población y apuntala su perdurabilidad en el tiempo. Cuando, por el contrario, se suplen directamente las necesidades de bienes y servicios de las poblaciones sin crear capacidades, el efecto es poco duradero y poco sostenible en el tiempo.

Es posible invertir en capacidades de manera complementaria a la prestación de un servicio (bibliotecas, centros comunitarios, de salud, atención a la infancia o a la tercera edad, por ejemplo), o apoyando el diseño de proyectos de las comunidades en áreas específicas (educación, generación de ingresos, salud, cultura) y acompañando su desarrollo. También es posible hacerlo a través de procesos de desarrollo local que involucren a los diferentes actores de la comunidad y a las instituciones públicas relacionadas con la localidad.

A estas formas de inversión directa se suma un tipo de inversión indirecta con amplio potencial, que busca que los diferentes actores relacionados con el desarrollo comunitario (tomadores de decisiones, instituciones de apoyo, academia, medios de comunicación) entiendan el valor de invertir en el fortalecimiento de las capacidades comunitarias y tengan las herramientas para hacerlo.

La primera parte de esta guía está dedicada a mostrar la importancia de la inversión del sector privado en el fortalecimiento de las capacidades comunitarias. La segunda explica el alcance, retos y dificultades de las opciones de inversión social para prestar servicios, apoyar proyectos y promover el desarrollo local. La tercera está dedicada al análisis de opciones de inversión social indirecta para promover y difundir el desarrollo comunitario e influir en políticas que lo promuevan, centradas en la construcción de capacidades comunitarias.

Esta guía es parte del proyecto de "Filantropía colaborativa e inclusión social" que la Fundación para el Desarrollo Institucional de Organizaciones Sociales (Fundación DIS) viene desarrollando con apoyo de la Fundación Ford. Para su elaboración, RedEAmérica y la Fundación DIS decidieron trabajar juntos a partir del interés común en el tema y de una metodología compartida sobre la generación de aprendizaje colaborativo. De esta manera la guía retoma muchos de los avances en el aprendizaje y de las formulaciones de RedEAmérica, una red latinoamericana de fundaciones y acciones empresariales dedicada al tema del desarrollo de base.

La publicación virtual de esta guía se realizó gracias al apoyo de la Comunidad de Madrid y SECOT al programa Centro Virtual de Información y Servicios para el fortalecimiento institucional de la sociedad civil en Iberoamérica – Fase II, de la Fundación DIS.