Buenas Prácticas

Acción Joven

Área de trabajo: Educación y desarrollo de base

La meta general del Programa es reducir los factores de riesgo que contribuyen al involucramiento en las pandillas y el crimen organizado entre jóvenes de 14 a 18 años (en situación de riesgo) que residen en los municipios de la Ciudad de Guatemala y Villa Nueva. El elemento más innovador del programa Acción Joven es la aplicación de la metodología de Arte como herramienta transformadora de vida.

¿Por qué nació esta experiencia?

“El sistema educativo no está cumpliendo con su misión de formar a niños y jóvenes con las competencias que requieren para la vida y el mundo laboral” (2012 Informe Empresarios por la Educación, Guatemala). Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, con datos del último censo de población, el 70% de los guatemaltecos son jóvenes, en su mayoría, esta población cuenta con pocas oportunidades para la inserción laboral dada la falta de educación, un 10% de la población en general vive en pobreza extrema y un 51% en pobreza. Para el 2006 la OIT estimaba que el 24% (INE:684 mil) de las y los jóvenes guatemaltecos entre 15 y 24 años no trabajaba ni estudiaba. No solo la falta de educación y formación es un reto importante para las y los jóvenes, sino la falta de fuentes de empleo.

En la primera década de este siglo, Guatemala descendió de 23% a 20% de nuevos empleos, y estos se soportan primordialmente en la economía informal. Por lo anterior, Fundación Paiz para la Educación y la Cultura, enmarcada en su visión estratégica, decidió desde hace varios años iniciar procesos de educación alterna a hombres y mujeres jóvenes que, inmersos en un ambiente violento y falto de oportunidades, puedan encontrar a través de la educación técnica y el arte como herramienta transformadora de su vida, una alternativa para insertarse en el mercado laborar y así, encontrar nichos de oportunidades para mejorar su calidad de vida y la de sus familias. La inseguridad, la violencia y el estigma por el lugar de procedencia, pueden dejar de ser factores negativos para la población guatemalteca si trabajamos en ellos, por ello, Fundación Paiz ha decidido apostar a la implementación y diseño del programa Acción Joven, que, como se verá adelante, busca brindar herramientas integrales a sus beneficiarios y así contribuir al cambio sustancial de país. 

¿A quién está(estuvo) dirigida la acción? Quiénes se benefician(ron) de esta experiencia?

600 jóvenes de entre 14 y 21. El 40% de ellos y ellas habitan en el municipio de Villa Nueva; y 60% en zonas denominadas rojas del municipio de Guatemala. Al iniciar el programa, ninguno de estos 600 jóvenes estudiaba o trabajaba. 

 

Iniciativa postulada Premio Transformadores 2015
Anterior Frutas del toche, para mirar con esperanza al campo
Siguiente Red de Turismo Comunitario Pewenche Kayulof Mongüen

Name:
Email:
Subject:
Message:
x

Reciba nuestro boletín mensual

Buscar buenas prácticas